Cartas

Gracias

Antes de empezar a publicar quiero dar las gracias a todas las personas que me habéis llevado a este lugar, a todos los que habéis participado en prepararme para emprender este camino nuevo. Esto básicamente sois todas y todos los que he conocido a lo largo de mi vida, incluso aquellas con las que nos hemos separado heridas, incluso los peores momentos de mi vida forman parte de lo que me ha llevado a este punto. Ahora, algunos de estos encuentros y desencuentros serán parte de mis relatos futuros, otros se quedarán para siempre en mi esfera personal. A todas y a todos, gracias por ayudarme a crecer.

Ahora sí, quiero destacar a algunas personas que me son especialmente importante. Empezaré con lo más interesante para vosotras, los artistas:

Primero esta la gran escritora de ciencia ficción y feminista Ursula K. LeGuin. La inmersión en sus mundos es aprender pensamiento ajeno, sentir como se siente la vida en otra cultura. Sus libros abren la mente y enseñan a pensar más allá. Me acompaña desde que fui chica, y hasta el día de hoy ninguna autora ha llegado a la barra que me marcó. Ni una.

Segundo la música, amo el Hip Hop. Una pasión mía de años, olvidada y retomada en estos últimos tiempos oscuros. Hay muchos raperos cuyos versos formaron mi espíritu y pensamiento, cuyas palabras se convirtieron en mi motor. Ahora quiero remarcar dos que descubrí en estos últimos años oscuros: DISL Automatic, cuyo mensaje radical y positivo fue un rayo de luz en plena depresión; y akala, que analiza con tanta lucidez temas como pobreza, raza y …, que me ayudó más que nadie a comprender la gente que me rodea. Aparte este blog está escrito a la banda sonora de System of a Down cuando habla mi dolor, y de Thievery Corporation cuando necesito escribir desde la paz.

Tercero el teatro. Ahí fui recipiente y receptor, aprendiendo y practicando el Teatro de la Escucha. Experimentar su metodología, asimilar sus teorías y terminologías, me ayudó a limpiar mi mirada hacia el mundo, entender cosas que intuía desde hace mucho tiempo. Y también me enseño como pensar de manera ordenada y cómo enfocarme en el siguiente paso manteniendo en el horizonte el sueño utópico.

Cuarto y último algunas personas cercanas que quiero mencionar. Mi madre, que eres una de las personas mas sanas que conozco. Mi padre, a pesar de todo me diste también alegría y fuerza. Maria, tan buena que te llamaron en tu entierro “nuestra santa personal”, una luz que iluminó mi juventud. Beate, que me ayudaste a levantarme de mi primer derrote, me salvaste la vida. Muchas amigas y amigos en el camino que me ayudaron a dar pasitos. Charo que me ayudó a redescubrir mis aprendizajes internos. Lidia Luna que me ayuda a parir a este bebe. Y mi familia: Guille, mi pareja, y Shevek, mi hijo, que todos los días con vosotros es una lección, sin vosotros no soy.

Gracias. Gracias a todas, a todos por regalarme tanto.

¿Quieres compartir nuestro contenido?

Publicaciones Similares