3: Horizontes | Navegantes

Las patronas: Respondiendo al sufrimiento migrante

En su comentario de la entrada marchando Julio Cesar cierra hablando de cuanto le remueve ver el sufrimiento ajeno:

Ese ferviente deseo de cambiar las cosas que me nace cuando veo la foto de un bebé sudanés a punto de ser devorado por buitres, o un soldado congoleño sosteniendo los genitales mutilados de un beligerante contrario.

Sentir el dolor que nos causa el sufrimiento ajeno es una experiencia que tenemos todas en algún momento de nuestra vida. Deberíamos entenderlo como una llamada a la acción, pero desgraciadamente nos hemos acostumbrados a silenciarlo.

Para dar una primera pincelada positiva entre tanto gris quiero compartir con vosotros un proyecto cuyos participantes he tenido el honor de conocer en persona hace unos años: Las Patronas de Guadalupe, Mexico. Ellas solo respondieron a esta llamada y llevan 24 años organizándo su vida alrededor de ella.

Son un grupo pequeño de mujeres cualquieras, de pueblo, humildes, que tienen la suerte de vivir al lado del recorrido de la Bestia, el tren de carga con el que los migrantes cruzan México en condiciones horrendas. Un día del ’94 dos de estas mujeres vieron a los migrantes montados en el tren y su sufrimiento. Ellas no estaban dispuestas a ver a otros seres humanos pasar hambre, así que empezaron a prepararles comida. Empezaron a compartir lo poco que tenían con desconocidos todos los días, día tras día, sin descanso hasta hoy. Según Wikipedia actualmente reparten 300 comidas diarias. Tomando está cifra en 10 años han dado de comer a mas de un millión de personas. Un pequeño grupo de mujeres comunes de un pueblo cualquiera.

Aquí hay un documental corto que les da voz. Vale la pena escuchar como ellas narran la historia.

Su trabajo demuestra cuanto somos capaces de hacer cuando nos dejamos llevar por un deseo profundo de ayudar a los demás.

Estoy consciente de que esto es una acción limitada que no responde de todo a la pregunta de ¿como cambiar las cosas?, pero si es una de las experiencias que a mi me permitieron mantener la fé en la humanidad.

A quién le interese saber mas sobre la Bestia le recomiendo este documental.

Foto tomada de Wikipedia bajo Creative Commons.

¿Quieres compartir nuestro contenido?

Publicaciones Similares

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *