1: Evidencias | 4: Formatos | Dar palos de ciegos | Nucleo

Por qué hay que decir que las izquierdas han fracasado

Cómo sabéis, la tesis fundamental de este blog es que las izquierdas y movimientos sociales han fracasado durante las últimas décadas, un concepto que defino en este y este artículo.

Hoy os presento de manera sintética a que hechos me refiero cuando hablo de ello.

A nivel de movimientos
  1. Auges de movimiento sociales durante los que se movilizaron muchas personas pero después de un tiempo pierden fuerza hasta quedarse en un número muy reducido de personas. En algún momento pierden la mayoría de sus integrantes. Ejemplos de ello serían el “No a la guerra” o el 15M. El último paso doloroso de ello fue la perdida de escaños de los nuevos partidos de izquierdas en las elecciones pasadas.
  2. Los objetivos que nos ponemos no se llegan a lograr, o en el mejor de los casos en una mínima parte. Así el “No a la guerra” no logró parar la guerra, la resistencia a la “ley mordaza” no impidió que se imponga… Para volver sobre el 15M se puede afirmar que ha logrado poner en marcha algunas luchas con éxitos parciales, por ejemplo a través de la PAH o Podemos, pero que se ha quedado muy lejos de la “democracia real” que era la demanda central del movimiento.
A nivel de colectivos pequeños

Cuando hablamos de grupos pequeños, que funcionan a un nivel local se pueden observar las siguientes tendencias:

  1. que se pasan años haciendo lo mismo, sin que entren personas nuevas y sin tener ningún avance visible en su proyecto político,
  2. que dejan de existir cuando salen personas claves,
  3. que se disuelven después de peleas fuertes, a menudo tan profundas que los integrantes quedan muy heridos,
  4. que después de un tiempo sencillamente dejan de existir porque sus integrantes dejan de asistir.

Según mi experiencia e investigación se puede afirmar que ejemplos de colectivos que están en otra lógica son tan minoritarios que se pueden describir como las excepciones que confirman la regla.

Excluyo de esta reflexión los movimientos actuales, es decir el feminismo y los movimientos por el clima, por el mero hecho que están demasiado recientes para tener datos suficientes para evaluarlo. Por lo que observo temo que no son más que otra vuelta al ciclo, ya que no veo indices de que hayan roto de manera significativa con la lógica de funcionamiento de los movimientos anteriores.

¿Quieres compartir nuestro contenido?

Publicaciones Similares

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *